Supervenus @Ferferi

El Feminismo y las cirugías estéticas … existe alguna relación este ellos? Puede decírse que someterse a lipoesculturas o ponerse implantes en los glúteos es un acto de liberación feminista? Salir semidesnuda en un evento social o en medios de comunicación es de hecho un acto empoderador?

Antes de auto-respondernos estas preguntas, tal vez deberíamos recordar un viejo adagio que dice: “Todo es lícito“, mas no todo es conveniente” y además darle un vistazo al siguiente video para que puedas sacar tus propias conclusiones:

IMG_20180415_202120_505

Anuncios

Aquí pensándolo bien…@Ferferi

textgram_1523753512

Pensamientos sueltos @Ferferi

El insensato es también ingenuo y pueril a la vez, por lo que propende a sufrir de pensamiento obnubilado.

No te fies de aquél que, envuelto en confetis de sonrisas, desenfado y carnaval, se dice tu amigo. Él solo busca sacar provecho y al mínimo descuido te entierra el puñal.

La poesía es una puta, a la que no siempre le caben mujeres de colores y principes de ensueño.

@Ferferi

La gente que me gusta @Ferferi

Me gusta la gente con iniciativa, que hace lo mejor posible y no lo mínimo necesario en la desidia de su pasividad.

Me gusta la gente comprometida, la gente con palabra, aquellas que realmente se importan por el impacto de sus acciones y no con el número de likes.

Me gusta la gente que no sigue a la masa, la que piensa por sí misma, la gente con propósito, controvertida e iconoclasta.

Me gusta la gente que corre atrás de un sueño, y no por llegar primero a la fila del metro. Aquella que pondera la profundeza de sus pensamientos antes de permitirse la excitación de pronunciar verborreas superfluas.           

@Ferferi

 

The second sex, Simone de Beauvoir @Ferferi

A book to be read at least once by all feminists.

“All that has been written about women by men should be suspect, for the men are at once judge and party to the lawsuit” François Poullain de la Barre.

 

Manual de la mujer @Ferferi

  • Enseñale a una niña a ser y a pensar, no a depender.
  • Elimina el pensamiento que: ” El ser mujer se define exclusivamente a través de la mirada del hombre”
  • Decíde como quieres ser tratada por tu pareja. Sino lo recibes vete!
  • Deja de consentir actitutes que violan tus principios.
  • Vive tu vida según tu propio criterio. No complazcas a nadie más que a ti misma.
  • Ya te preguntaste cuál es tu valor. Cuánto aportas a la sociedad. Estarás en gran demanda cuando incrementes o desarrolles tus capacidades y/o aptitutes para aportar valor a cualquier mercado.
  • Autoacéptate a ti misma. Trabaja en ser tu mejor versión. Ocúpate en ello.
  • No hay peor cosa que mate la pasión, que una persona que depende emocional y financieramente de su pareja.
  • La vida es demasiado corta para desperdiciar tu tiempo con individuos que no aportan nada.
  • Céntrate en lo que tú puedes controlar. Difícilmente podrás cambiar lo que está fuera de tú control.
  • Los humanos invierten mucho más en amor que en si mismos. Editate y reinvéntate cada día.

Mujeres y Las Buenas Noticias de Fin de Año, @Mixtifori

Según el Ministerio de Educación Colombiano, las mujeres ganamos 12% menos que los hombres. Entonces desde el próximo 17 de noviembre (día 321 del año) su trabajo es gratis. Dé gracias que tiene empleo !!!!!

Y para las que están en la búsqueda del trabajo de sus sueños, les traemos el top 3 de las mejores ofertas para este fin de año 2017 (del siglo XXI).

En el top número 3:

Ellos venden, ellas compran.

Trabajo_hombres_2

En el top número 2:

Las inhumanas.

Trabajo_hombres_3

Y en el top número 1:

INGRID, COLABORE. NO JODÁSSSS !!!!!

Trabajo_hombres

Alguien me paga el cambio de sexo?? Le devuelvo cuando me contraten!!!!

 FELIZ CONTRATO Y SALARIO NUEVO PARA TODAS

Diferencias en los comportamientos sexuales @Ferferi

Cuál es el concepto general de la sociedad sobre las diferencias en los comportamientos sexuales de hombres y mujeres?

Probablemente la respuesta a esa pregunta sea bastante amplia y diversificada entre los individuos de diferentes culturas y ambientes sociales. Sin embargo, algo que quizá puede ser un denominador común, especialmente entre los ciudadanos de países con un menor índice de equidad de género, es el concepto de que los hombres son promíscuos (o por lo menos este comportamiento es socialmente tolerado) y las mujeres son castas.

Frecuentemente las premisas de estas concepciones son los estereotipos, profundamente enraizados a través de milenios, y basados en la idea de que existen diferentes potenciales reproductivos para machos y hembras. En relación a esto, y según la teoria de selección sexual, Charles Darwin concluyó que los machos compiten y las hembras escojen, por lo que los machos desenvolvieron características como mayor tamaño, fuerza física y algunas otras peculiaridades de tipo estético para deslumbrar y atraer mas parejas femeninas. Esto supone la hipótesis de que algunos machos tienen mayores exitos reproductivos que otros (en función del número de hembras que consiga inseminar) y que las hembras son mucho mas parecidas en sus triunfos reproductivos.

Otro abordaje sobre esta suposición implica que las hembras son mas selectivas y cuidadosas a la hora de escojer un compañero sexual en función del mayor valor que representa su inversión en la reproducción. Esto significa no solamente que la hembra proporciona un óvulo grande, pesado y de menor difusión, cuando comparado con el esperma, sinó que también invierte en gestación, amamantación y protección de una potencial cría. Por lo que los machos “actuarán” de una forma diferente diseminando semillas para la reproducción a como de lugar, serán más arriesgados, más competitivos y menos afectivos. Por su parte, las hembras “estarán” a la espera del mejor compañero sexual posible, luego serán menos propensas al sexo casual y estarán menos predispuestas para ser líderes o asumir situaciones de riesgo ya que no son características innatas para un mayor retorno reproductivo.

Cuando se analizan las características sexuales de todas las especies animales estos principios no se cumplen como una regla general, porque la naturaleza es compleja y no tan organizada como la anterior línea de raciocínio. No siempre el esperma es abundante y barato para ser diseminado a cualquier precio. Por ejemplo, la composición química del esperma humano incluye una serie de vitaminas, metales y proteínas que presuponen un coste no solamente energético para los machos como también en su producción misma. Así, el esperma representa una inversión de nutrientes que bien podrían ser usados en otras partes del organismo, por lo que no todos lo machos aceptan cualquier invitación para copular. Sin contar que puede ocurrir que algunas hembras corran el riesgo a ser inseminadas por machos que ya copularon mucho y por lo tanto su semen es insuficiente. Ni todas las hembras encuentran un macho para reproducirse y muchas veces son ellas las que entran en competencia. El éxito reproductivo de las hembras también aumenta proporcionalmente con el número de sus cópulas.

Ya en la especie humana, ni siempre un encuentro sexual termina en concepción, así los humanos se envuelven en mucho sexo por diversas razones diferentes a la reproducción. Cambios culturales a nivel mundial como la mayor autonomía de las mujeres sobre sus derechos sexuales y reproductivos (introducción de la píldora anticoncepcional) impulsaron un aumento del número de coitos pre-maritales así como el número de compañeros y compañeras sexuales. De esta forma, tanto hombres como mujeres pueden manifestar preferencias bastante similares en sus vidas sexuales. No obstante, es en este preciso punto donde se dividen la percepciones sobre los comportamientos sexuales de hombres y mujeres, usualmente dependiendo del ambiente social donde viva el individuo al cual se le interroge. Es evidente que en países donde hay una mayor disparidad de género, las mujeres que deciden tomar riesgos de la misma forma que lo hacen algunos hombres, frecuentemente cargan por parte de la sociedad un peso sobre su reputación y/o autoconcepto. Esto debido a que existe un desequilibrio de normas de género entre hombres y mujeres, que incluso también se ve reflejado en el ámbito laboral o de estudios. Sin mencionar que parece ser una tendencia en aumento el número de mujeres que no encuentran un compañero sexual estable o conforme a sus expectativas (lo que lleva consigo una grande presión social) y deriva también en un desbalance que frecuentemente envuelve a algunas de ellas en situaciones poco ventajosas. Además, está científicamente comprobado que el papel del núcleo familiar en donde se desenvuelve el comportamiento adaptativo y la personalidad de cierto individuo es igualmente decisivo al momento de expresar ciertas características en las conductas ligadas al sexo entre otras.

En países con mayor equidad de género la concepción en relación al otro suele ser muy distinta y fundamentada en parámetros que van mas allá de la castidad, habilidades físicas o culinarias, y el atractivo. En vez de esto, las perspectivas financieras, el nivel educativo y la inteligencia son mas valorizados a la hora de buscar una pareja estable. En relación a todo este tema se puede concluir que, sin duda alguna, los patrones de conductas sexuales diferenciadas entre hombres y mujeres se deben sobretodo a las diferentes construcciones sociales en torno a las normas, recompensas y consecuencias distintas para cada género, aunque estas pueden variar dependiendo del entorno, del tiempo y del lugar.

Fuente: scientificamericanbrasil.octubre2017

Histeria femenina @Ferferi

Felíz día a todos y todas!

Seguramente muchos de ustedes no conocen de donde proviene la utilización del termino “mujer histérica” frecuentemente usado para catalogar a una fémina en notable estado de nerviosismo, alteración y compulsión. El término histeria deriva de la palabra griega para útero hystera, es decir una cosa exclusivamente relacionada a las mujeres y que fue considerada una enfermedad mental hasta mediados del siglo XIX.

Se creía entoces que mujeres que sufrian de ansiedad, falta de apetito, irritabilidad, jaqueca, espasmos musculares, dolor abdominal y casi cualquier enfermedad eran síntomas de la “histeria”. Se creía también que la enfermedad era causada por insatisfación sexual y/o deseos sexuales reprimidos en la mujer. El tratamiento consistía, en la mayoría de los casos, en un masaje pélvico de la zonas íntimas de la paciente realizado por el médico en el propio consultorio y en los casos extremos se recurría a internarlas en un hospital psiquiátrico o a la histerectomía.

Esta denominada “enfermedad”, contribuyó en el desarrollo de las teorias de Freud sobre el inconsciente (principios del psicoanálisis), y además derivó en la creación de los primeros estimuladores sexuales mecánicos y electromecánicos (vibradores) con los que una paciente podría alcanzar el “paroxismo histérico” que no era mas que el orgasmo y así los médicos y/o comadronas se librarían de dolores en las manos causados por el gran esfuerzo repetitivo durante a veces horas de masaje. El diagnóstico médico de la histeria desapareció a principios del siglo XX.

Analizando el contexto en el que surgió esta “enfermedad” en la sociedad occidental, cualquier mujer que expresara abiertamente su inconformismo, no solamente en el ámbito sexual, -que por cierto era la época en que la mujer ideal debía ser asexuada, sumisa y que considerara el sexo únicamente con fines reproductivos, con lo cual era de esperar que muchas mujeres tuvieran motivos de sobra para estar sexualmente insatisfechas- sino también en el ámbito social, era considerada histérica. La mujer del siglo XIX vivía en un contexto que no le permitía el derecho al divorcio, ni a la propiedad después del matrimonio, tampoco tenían derecho a la custodia de los hijos tras separarse de sus maridos y mucho menos a estudiar en una universidad o a sufragar. No fue sino hasta mediados del período victoriano que las mujeres ganaron algunos derechos por la introducción misma de los conceptos de revolución industrial, política y cultural.

En la sociedad contemporánea todavía se suele considerar a las mujeres con carácter fuerte, que expresan sus opiniones de frente y sin ofender a nadie, que no se conforman, que son líderes y que creen en una sociedad igualitaria en derechos, como un simple grupo de histéricas. Lo mas curioso es que muchos de nosotros conocemos a estas mujeres que luchan día a día, la mayoría de las veces sin el apoyo de nadie, para sacar sus vidas y sus familias adelante. Sin embargo, muchos no son capaces aún de reconocer que ellas son la base de la sociedad y merecen todo nuestro cuidado, atención y respeto. Las mujeres nos enfrentamos todos los días a situaciones de asedio, abuso sexual, discriminación laboral, vulneración de los derechos, feminicidios, entre otras agresiones, por lo que motivos es lo que tenemos para estar histéricas y exigirle al mundo y a la sociedad respeto por nuestra vida y reconocimiento digno de nuestra labor.

Análisis reflexivo @Ferferi

Buen día a todos! Hoy les comparto una reflexión de la autora Débora Nisenbaum, comunicadora social y publicista brasilera, que me resultó bastante interesante por la forma como aborda los conceptos de amor, femineidad y masculinidad. El texto está en portugués y vale la pena leerlo.

Espero sea de su provecho.

View story at Medium.com